Mochilas escolares para todas las edades

Elegir una buena mochila para llevar las cosas a cualquier tipo de edad es una decisión muy importante para la salud de la espalda desde los más pequeños a los más mayores. Aquí encontrarás todos los tipos de mochilas adaptadas por edades y luego te daremos un par de consejos para que puedas elegir la mejor, sobre todo para los más pequeños.

Mochilas para cada etapa estudiantil

mochilas para bebe
Para Bebé
mochila niño guardería
Niño de Guardería
mochila niña guardería
Niña de Guardería
mochilas niño primaria
Niño de Primaria
mochila niña primaria
Niña de Primaria
mochila chico adolescente
Chico Secundaria
mochila chica adolescente
Chica Secundaria
mochilas hombre univeridad
Hombre Universidad
mochila mujer universidad
Mujer Universidad

¿Cómo debe ser la mochila escolar perfecta?

Para que no tengamos problemas en la espalda es conveniente que la mochila escolar tenga las siguientes características.

  • Nunca sobrepasaremos los 10 kg de peso total de la mochila.
  • El peso que va a poder cargar una persona va a ser en torno al 10% o 15% del peso total de esa persona.
  • Siempre será conveniente elegir una mochila que tenga fijación en el pecho y en la cintura. Esto con el objetivo de tener siempre la espalda lo más recta posible.
  • Para repartir el peso de la mejor forma elegiremos las que tienen tiras ajustables.
  • Para evitar que se claven en las clavículas y los hombros dejando rozaduras elegiremos las que tengan tiras anchas y acolchadas.
  • Conviene que el respaldo sea acolchado pero a la vez semirrigido para que no moleste ni a la espalda de la persona ni estropee el contenido.
  • Cuántos más bolsillos y compartimentos tenga la mochila mejor será para repartir de forma equilibrada el peso y para poder encontrar más rápido las cosas que hay en el interior.

Mochilas escolares más vendidas del mes

Rebajas
Vans Realm Backpack Mochila Tipo Casual 42 Centimeters 22 Rojo (Biking Red)
  • Mochila de 100% poliéster con un compartimento principal grande.
  • Funda para portátil que se adapta a la mayoría de portátiles de 15 pulgadas.
  • Bolsillo frontal con cremallera y organizador.
Mochilas Escolares Juveniles, Mochila PortáTil para NiñOs NiñAs se Adapta a 15.6 Pulgadas...
  • ✔ DURABLE Y LIGERO: Confeccionado en tela de nylon de alta densidad con suaves cremalleras dobles. Es ligero, duradero, bien cosido, resistente al agua y fácil de limpiar. Asegurar un uso duradero...
  • ✔MUCHO ESPACIO: El viaje a la escuela o al viaje se ha vuelto más fácil con la mochila elegante con espacio para guardar computadoras portátiles. Puede caber portátil de 14 pulgadas o 15.6...
  • ✔ PUERTO DE CARGA USB Y ANTIRROBO: esta mochila USB viene con un puerto de carga USB externo y un cable de carga. Solo conéctelo a su banco de energía. (El banco de energía no está incluido)...
Rebajas
Vans New Skool Mochila, Hombre, Negro (Black White), Talla única
  • The old school II backpack
  • 100% Polyester
  • Marca: Vans
Rebajas
Eastpak Padded Pak'r Mochila, 40 cm, 24 L, Gris (Black Denim)
  • Espacioso compartimento principal con nuestro emblemático bolsillo delantero
  • Compartimento principal espacioso con bolsillo delantero con cremallera
  • Equipada con un panel acolchado en la parte trasera y correas para los hombros que se pueden ajustar para una mayor comodidad
Mochila Escolar Unicornio Niña Infantil Adolescentes Sets de Mochila Backpack Casual Set con Bolsa...
  • 【Útil Juego de Mochilas Escolares】- el juego de mochilas 3 en 1 unicornio viene con la mochila escolar + bolsa de almuerzo + estuche para lápices. Imprimiendo con un lindo patrón de unicornio,...
  • 【Espaciosa Mochila】- Tamaño de la mochila escolar: 30x13x38CM / 11.8x5.1x15inch, peso: 1.1 LBs / 0.5KG. Este conjunto de mochilas puede satisfacer a su hija o sobrina para cargar los útiles...
  • 【Estructura de la Mochila para Niñas】- Esta mochila escolar de unicornio tiene 3 bolsillos exteriores,el bolsillo más grande con varios compartimentos es para papel de tamaño...

¿Como utilizar bien la mochila escolar a cualquier edad?

  1. Lo primero es ajustar bien los tirantes para que la mochila quede por encima de la cadera.
  2. No llevar la mochila demasiado baja. La parte baja de la mochila debería quedar 5 cm por encima de la cadera-.
  3. El peso de la mochila de estás descansando sobre las vértebras dorsales.
  4. Los objetos más pesados intenta que estén lo más cercanos a la espalda para evitar efecto palanca.
  5. Revisa lo que hay dentro de la mochila de vez en cuando para ir quitando lo que ya no necesites y no cargar peso innecesario.

Seguro que también te interesan estas mochilas

mochilas de películas famosas
De Películas Famosas
mochilas de animes
De Animes Populares
mochilas de dibujos
De dibujos

Mochilas para cada etapa escolar

Para Infantil o bien la guarde

Es la tierna etapa de lloros en los primeros días y la alegría al terminar con su banda de graduados posando para la fotografía de rigor. Probablemente a lo largo de esta etapa uses más la mochila como kit de urgencia con potitos, pañales, ropa de cambio, jugos, biberones…que para llevar material escolar. Para todas y cada una de las necesidades te invitamos a modelos con una altura sobre los treinta cm, de forma que no tengan un tamaño demasiado grande en el instante que debamos ponerla en la espalda de nuestros peques. Los modelos Othary y León son ciertos de nuestros infantiles ideales para edades entre los dos y cinco años.

Rebajas
GAGAKU Niños Mochila 3D Animales Bolsa Preescolar Mochila con Correa de arnés de Seguridad - Azul
  • 【Tela】Algodón, desgaste suciedad, cómodo y respetuoso del medio ambiente;
  • 【Tamaño】22 × 9 × 24 cm (L×W×H); La longitud de la correa desmontable es 135 cm;
  • 【Mochila con Correa de Seguridad】El arnés para caminar con toque suave para mantener a los niños cerca y a salvo en las multitudes o durante las salidas familiares;
Rebajas
Skip Hop Zoo Pack - Mochila, diseño unicorn, color turquesa
  • La mochila esta hecha de un material resistente
  • Correas acolchadas e ajustables
  • Bolsillo lateral útil para llevar la bebida
Rebajas
Artesania Cerda Personaje Mickey, Mochila Guardería, 22 cm, Rojo
  • Mochila Guarderia Personaje Mickey
  • Producto Oficial
  • Tamaño 18x22x8cm
Mochila para niños, Animal Mochila Escolar TEAMEN® Toddler Kids Mochila Escolar para niños...
  • Libre de BPA: de neopreno a prueba de agua, de alta calidad y duradero.
  • Confortable: correas acolchadas regulables para los hombros.
  • Tamaño y capacidad: 27 x 21 x 9 cm y capacidad de 5 litros.
Tuc Tuc 3556 - Mochila guardería, niños
  • Mochila estilo retro con dos compartimentos,
  • Ideal para excursiones o planes de fin de semana,
  • Llevar sus juguetes favoritos o sus pinturas y cuadernos cubriendo así sus primeras necesidades.

Comenzando Primaria

Con el salto al cole los deberes, libros y material comienzan a acrecentar y probablemente brote la necesidad de usar mochilas con mayor capacidad y con ruedas para eludir la carga sobre la espalda a edades tan tempranas. Si la mochila de ruedas es tu elección, el modelo Resma tiene un tamaño indicado para llevar libros, carpetitas y cuadernos con tamaño inferior a cuarenta cm y tiene una capacidad de veinte litros. Si por contra optas por los modelos sin ruedas, el modelo Nele te deja llevar el material de estos primeros años merced a su bolsillo delantero y un divido primordial que le dan una capacidad de veintiuno litros. Los dos modelos están indicados para cursos en los que todavía no deban llevar demasiada cantidad de accesorios y libros y para edades entre los seis-ocho años más o menos.

Rebajas
Mochilas Escolares adaptables a Carro, Mochilas Grandes Infantiles Estampados - Mochilas Totto
  • El modelo Acuareles es nuestra mochila que se adapta a carro pudiendo llevarla como mochila de espalda o con ruedas indistintamente
  • Ahora llevarán todo el peso cómodamente hasta el colegio y podrán quitarla de carro y llevarla a la espalda para subir escaleras o entrar en clase. 
  • Información adicional: Organizador con llavero extraíble Bolsillo para botella Distribución de peso Correas en forma de S Espaldar ergonómico Capacidad 20 Lts
Rebajas
Mochila Escolar Niña Unicornio Sets de Mochila Escuela Primaria Bolsa de Libros Infantil...
  • 【Útil Juego de Mochilas Escolares】-El juego de mochilas 2 en 1 unicornio viene con la mochila escolar + estuche para lápices. Imprimiendo con un lindo patrón de unicornio, colores vibrantes....
  • 【Espaciosa Mochila de Niña】 - Tamaño de la bolsa escolar: 30x13x38CM / 11.8x5.1x15inch, peso: 1.3 LBs / 0.6KG. Este conjunto de mochilas puede satisfacer a su hija o sobrina para cargar los...
  • 【Estructura de Mochila para Niñas】:Esta mochila escolar de unicornio tiene 3 bolsillos exteriores,el bolsillo más grande con varios compartimentos es para papel de tamaño...
Mochila Infantil, Kasgo Mochila Preescolar Lindo de Kindergarten Mochila Escolar Niños con Correa...
  • ★ LIGERO & IMPRESIONES ÚNICAS: La mochila para niños Kasgo está hecha de poliéster de alta calidad, duradero y liviano que reduce el peso general y soporta el uso diario de la escuela....
  • ★ CÓMODO & DURADERO: Esta mochila para niños cuenta con cómodas y duraderas correas ajustables acolchadas para los hombros, panel posterior acolchado y asa superior, que puede ser más cómoda y...
  • ★ GRAN CAPACIDAD: Esta mochila preescolar tiene un tamaño perfecto para niños: W27xD10xH37cm/10.6x3.9x14.6pulgada, Peso: 0.35kg/0.77libra, Capacidad: 10L/0.35cuft, Dimensiones del bolsillo...
Mochila Unicornio Niños Impermeable Mochila Escolar para Adolescente Pequeñas Mochilas Infantil...
  • ✔️ CONJUNTO DE MOCHILA PARA NIÑOS: la mochila para estudiantes es especial y linda con una impresión única de unicornio, adecuada para que los niños usen esta colorida mochila para ir a la...
  • ✔️ SEGURIDAD DE USO - La mochila muchachas adolescentes tiene un cinturón reflectante en las correas de los hombros, que es seguro para caminar. La correa ajustable para el hombro no solo aumenta...
  • ✔️ MATERIAL - Hecho de agua de alta calidad de poliéster resistente a la ligera, por lo que es fácil de limpiar y el estudio de su uso. Mochila de la escuela primaria que incluye 3 * bolsillos...
Agatha Ruiz de la Prada Mochila Infantil Luces
  • Agatha Ruiz de la Prada Mochila Pequeña Doble compartimento Luces
  • Dimensiones: 235x320x85 mm
  • Capacidad: 6 Litros

Segunda etapa de Primaria

Con el avance de Primaria vas a ver medrar la cantidad y el volumen de cosas que llevan prácticamente a exactamente la misma velocidad que medran mismos, por consiguiente precisarás elegir modelos de mayor tamaño y resistencia. En un caso así vamos a tener asimismo 2 opciones diferentes para cubrir las necesidades de una etapa tan definitiva. El modelo Crayoles es una de nuestras mochilas más completas con bolsa para calzado y neceser en su interior. Su capacidad es de veinte litros. Si prefieres que lleven carro y que dejen las de espalda para más adelante entonces Renglones va a ser el modelo ideal. Su capacidad de treinta y cinco litros y el refuerzo en la parte inferior la transforman en una mochila de gran resistencia concebida para el trajín diario de los pequeños en el instituto y las actividades extraescolares. Los dos modelos estarían recomendados para edades entre los ocho-doce años.

Mochilas Escolares Juveniles, Mochila PortáTil para NiñOs NiñAs se Adapta a 15.6 Pulgadas...
  • ✔ DURABLE Y LIGERO: Confeccionado en tela de nylon de alta densidad con suaves cremalleras dobles. Es ligero, duradero, bien cosido, resistente al agua y fácil de limpiar. Asegurar un uso duradero...
  • ✔MUCHO ESPACIO: El viaje a la escuela o al viaje se ha vuelto más fácil con la mochila elegante con espacio para guardar computadoras portátiles. Puede caber portátil de 14 pulgadas o 15.6...
  • ✔ PUERTO DE CARGA USB Y DISEÑO DE PUERTO PARA AURICULARES: Esta mochila USB viene con un puerto de carga USB externo y un cable de carga. Solo conéctelo a su banco de energía. (El banco de...
Youran Mochila Escolar Paño Oxford Lindo Impermeable Ligero Mochila Escolar Grande Mochila Mochila...
  • 💖Tamaño y material: L: 48 * 33 * 24cm / 18.9 * 13 * 9.4 pulgadas; S: 42 * 31 * 15cm / 16.5 * 12.2 * 5.9inch.Material: tela de Oxford, resistente al rayado, resistente al desgaste y duradera....
  • 💖Gran capacidad: se puede clasificar en una computadora portátil de 14 pulgadas, una revista A4, ropa, iPad, teléfono móvil, libros, etc. Puede usarlo como mochila escolar, bolsa de computadora,...
  • 💖Espalda cómoda: adopta un diseño ergonómico de superficie de esponja de panal, que no solo es suave y transpirable, sino que también reduce científicamente la carga en el área de la unidad,...
SAMBRO JUW-8039 Jurassic World - Mochila infantil
  • Mochila infantil
  • Diseño: Jurassic World.
  • Gran compartimento principal.
Ketamyy Mochila Juvenil Niño Niña Stranger Things Mochila Escolar con Interfaz USB Mochila Laptop...
  • Stranger Things, mochila de viaje para computadoras portátiles, mochila multifunción, mochila recargable, estilo universitario, elemento pop de metal, hebilla de cuero sintético, estampado...
  • Material: tejido Oxford, transpirable y ponible, dureza media del tejido. Forro de nylon, resistente y antiarrugas. Adorno en cuero sintético, maduro y hermoso.
  • Diseño ligero, alivia la experiencia de llevar, reduce fundamentalmente la presión. Cabeza de cremallera de hardware de dos vías de bolsillo principal, bolsillo multicapa, coloque los artículos...
Mochila para niñas Mochila Escolar, Mochila Escolar niña - Colegio Mochila Adolescente niña...
  • 【Material duradero】Mochilas infantiles está hecho con poliéster de alta calidad y con cremalleras lisas.
  • 【Cómodo】Las correas ajustables acolchadas y transpirables para los hombros ofrecen a los niños más cómodos y sueltos.
  • 【Gran capacidad】Bolsillos y compartimentos razonables para llenar un montón de productos diarios para niños.Tamaño-L33 * W24 * H48 CM (apto para 6-13 años).

Para ESO y Bachillerato

Llegando a la preadolescencia y adolescencia, los colores y las peculiaridades de las mochilas que los acompañan diariamente toman una suma importancia puesto que son parte de su estilo y personalidad. Por esta razón, tenemos 2 propuestas muy, muy diferentes mas completísimas en lo que a funcionalidad se refiere. Por una parte el modelo Goctal con sus originales estampados aporta un toque casual y personal. Si prefieren la sencillez y los tonos planos Cambridge es perfecta con una extensa gama de tonalidades libre que te dejan seleccionar la que más se ajuste a sus gustos. Los dos modelos cuentan con divido para portátil de quince con cuatro y capacidad de veintiseis y treinta y dos litros respectivamente para encarar la carga de libros, apuntes y actividades que los van a llevar hasta la selectividad. Estos modelos están recomendados para edades entre los trece y los diecisiete años.

Rebajas
Vans Realm Backpack Mochila Tipo Casual 42 Centimeters 22 Rojo (Biking Red)
  • Mochila de 100% poliéster con un compartimento principal grande.
  • Funda para portátil que se adapta a la mayoría de portátiles de 15 pulgadas.
  • Bolsillo frontal con cremallera y organizador.
Rebajas
YAMTION Mochila para Portátil con USB Puerto de Carga Mochila de Negocio hasta 15,6...
  • Mochila con un diseño único:Mochila con un diseño único: un portátil independiente manga 15,6 pulgadas portátil, así como 15 pulgadas, 14 pulgadas y 13 pulgadas mantenga MacBook/Laptop.
  • Diseño de conexión USB: con exterior de cargador USB integrada y un cargador incorporado dentro de esta USB mochila ofrece una manera más conveniente de cargar su teléfono mientras camina.Tenga en...
  • Material y tamaño: morral del ordenador portátil está hecha de tela de Oxford de alta calidad y proporciona un rendimiento alto y de larga duración con el mínimo peso. longevidad especial, el...
Rebajas
Vans New Skool Mochila, Hombre, Negro (Black White), Talla única
  • The old school II backpack
  • 100% Polyester
  • Marca: Vans
Rebajas
Eastpak Padded Pak'r Mochila, 40 cm, 24 L, Negro (Black)
  • Espacioso compartimento principal con nuestro emblemático bolsillo delantero
  • Compartimento principal espacioso con bolsillo delantero con cremallera
  • Equipada con un panel acolchado en la parte trasera y correas para los hombros que se pueden ajustar para una mayor comodidad

Experimento sobre los problemas que genera una mochila inadecuada en nuestros hijos

Frecuentemente se cree que el peso excesivo de la mochila escolar tiene efectos negativos sobre la postura y que podría inducir a dolor. No obstante, la investigación anterior sobre el empleo de mochilas escolares se centró eminentemente en los adolescentes, al paso que existe poca información respecto a los inconvenientes que causan las mochilas en pequeños pequeños en edad escolar. De exactamente la misma forma, las diferencias de sexo relacionadas con el empleo de mochilas todavía no han sido investigadas de forma profunda.

Conforme el pequeño medra, el desarrollo del sistema musculo-esquelético pasa por diferentes fases. Particularmente, la estatura del esqueleto, el peso anatómico (computador), y la altura muestran un incremento incesante desde los cinco años de edad de ahora en adelante hasta más o menos los diez a once años de edad. La tasa de desarrollo muestra un pico (estirón) entre los once y los quince años.

No obstante, los cambios en el ordenador a lo largo del desarrollo no son tan proporcionales a los de la altura anatómico. El ordenador aumenta a un ritmo más lento hasta la edad de nueve a diez años y después el incremento de peso muestra una veloz aceleración cuando el pequeño entra en la pubescencia. Por contra, la tasa de ganancia de altura continúa baja hasta el estirón del adolescente, instante en el que empieza una veloz aceleración. Además de esto, los patrones de desarrollo no son afines en todos y cada uno de los pequeños a lo largo de las fases prepuberal y puberal.

La mayor parte de los estudios han examinado el peso de las mochilas escolares en púberes. Para el conocimiento de los autores, solo dos estudios han examinado a pequeños menores de nueve años. No obstante, muchos estudiantes menores de seis años reportan molestias ocasionadas por el peso de las mochilas escolares. Esto señala que el inconveniente del empleo de mochilas pesadas puede empezar a una edad más temprana, y que el efecto podría proseguir hasta la adolescencia.

Más esencial todavía, debido a los patrones interindividuales de maduración y de modos de vida, no está claro si exactamente el mismo peso (relativo) de la mochila tendría exactamente el mismo efecto en el sistema músculo-esquelético de un pupilo de cinco años de edad, en comparación con el de un estudiante de quince años. Además de esto, los pequeños que asisten a exactamente la misma clase en la escuela pueden no tener peculiaridades antropométricas y físicas afines. Por tanto, las contestaciones respecto al empleo de mochilas y las percepciones sobre sus mochilas pueden cambiar entre los pequeños de temprana edad y los adolescentes.

Estudios anteriores han probado que más pequeñas que pequeños sienten que sus mochilas son pesadas. Los descubrimientos anteriores sobre las diferencias entre sexos relacionadas con el peso de las mochilas son contradictorios, en tanto que ciertos datos sugieren una diferencia de sexo en el peso y el empleo de mochilas, al tiempo que otros no han reportado ninguna diferencia.

No obstante, está bien documentado que tanto la maduración como el desarrollo difieren entre varones y mujeres. Por servirnos de un ejemplo, la aceleración del desarrollo en estatura y peso se genera dos años ya antes en las pequeñas que en los pequeños, y los pequeños tienen una mayor aceleración del desarrollo preadolescente. Basándonos en esta patentiza, se podría proponer la hipótesis de que los efectos del peso de las mochilas escolares y las percepciones de los estudiantes pueden ser diferentes entre pequeños y pequeñas aun si son de edad afín.

El género de mochila y su forma de transporte dependen de las preferencias de los estudiantes. Por otra parte, los estudiantes de manera frecuente tienden a seleccionar su mochila conforme los criterios de la moda en lugar de estimar sus peculiaridades ergonómicas. Las tendencias en moda acostumbran a ser concretas de cada país y edad. Por servirnos de un ejemplo, si bien ciertos estudiantes tienden a llevar sus mochilas en los dos hombros, otros prefieren llevarlas en un.

Posiblemente los pequeños más pequeños escojan un procedimiento diferente para llevar sus bolsas en comparación con los pupilos mayores. De forma afín, los pequeños pueden preferir diferentes géneros de mochilas y formas de llevarlas en comparación con las pequeñas. Si este es el caso, entonces las indicaciones relativas al transporte de mochilas podrían ser concretas de sexo y edad. Para el conocimiento de los autores, las diferencias de edad y sexo en el peso de la mochila escolar no han sido examinadas anteriormente.

Los valores de peso de las mochilas en la literatura cambian, siendo del once,7 por ciento a veintidos por ciento del computador. Los valores de peso > diez por ciento del ordenador se consideran frecuentemente como perjudiciales para los pequeños. Si este es el caso, entonces el empleo de mochilas pesadas es un tema esencial para la salud escolar y precisa un examen más detenido. Además de esto, el peso y el empleo de mochilas pueden cambiar de país a país.

Particularmente, se han informado valores de peso de las mochilas altísimos en estudiantes italianos y en ciertas escuelas de los USA, al paso que se han reportado valores bajos (< diez por ciento del computador) en escuelas de África del Norte, del R. Unido, y en ciertas de U.S.A..

Esto sugiere que el empleo de mochilas pesadas es un inconveniente internacional, y que la provisión de guías de seguridad para los pequeños precisa de un cauteloso examen de las diferencias internacionales.

Los objetivos de este estudio trasversal fueron (1) examinar las diferencias de edad en el peso y el empleo de mochilas en estudiantes helenos de primaria y secundaria, (dos) examinar si el empleo de mochilas pesadas difiere entre pequeños y pequeñas, y (tres) cotejar los resultados entre estudios afines de diferentes naciones sobre el empleo de mochilas escolares.

Métodos

Participantes
5 escuelas primarias (para pequeños de seis-once años de edad) y tres escuelas secundarias (para adolescentes de doce-catorce años) participaron en este estudio. El protocolo de medición fue aprobado por el Departamento Nacional de Educación y el Comité de Moral de la Universidad. El estudio se hizo en la urbe de Serres, Grecia. Las escuelas fueron elegidas al azar de veintiuno establecimientos públicos primarios y doce secundarios en esta área, y todas y cada una prosiguieron exactamente el mismo plan de estudios.

Se ofreció una explicación de los procedimientos del estudio, y se consiguió el permiso escrito de los progenitores ya antes del comienzo del mismo. Un total de novecientos ochenta estudiantes se ofrecieron a participar. De ellos, setecientos tres pequeños tuvieron el permiso de sus progenitores y se incluyeron en el estudio.

Los estudiantes fueron divididos en tres conjuntos de edad (Conjunto 1: seis-ocho años de edad, Conjunto 2: nueve-once años de edad, y Conjunto 3: doce-catorce años de edad) para permitir el examen de las diferencias de edad en todos y cada variable. Esta capacitación de los conjuntos de edad se fundamentó en los próximos factores:

1. El plan de estudios; por poner un ejemplo, los pequeños que asisten a los tres primeros grados de la escuela primaria (seis-ocho años de edad) tienen un programa diario muy afín, en consecuencia, se aguardarían pequeñas diferencias en los pesos de las mochilas entre ellos.

2.La tasa de desarrollo semeja ser parcialmente afín entre los seis y más o menos los diez a once años de edad, incrementándose desde los once años de edad de ahora en adelante.

3. Las cuestiones prácticas relacionadas con el sistema educativo, o sea, los pequeños de seis a once años de edad asisten a la escuela primaria, al paso que los adolescentes de doce a catorce años de edad van a la escuela secundaria.

Por tanto, la mezcla de estudiantes de escuelas primarias de once años de edad con estudiantes de escuelas secundarias de doce años de edad es casi realmente difícil, y semeja no tener ningún significado práctico debido a que el plan de estudios y la cultura difieren marcadamente entre las escuelas primarias y secundarias.

Equipamiento
La estatura se midió con una precisión de 0,1 cm usando un estadímetro portátil Harpenden (Holtain Ltd, Crosswell,UK). La altura de pie se midió con el pupilo descalzo. El peso anatómico y el peso de la mochila se midieron con balanzas electrónicas (Wedderburn, Southampton, R. Unido) con una precisión de ± 0,1 kg.

Medidas
El computador, la altura y el peso de la mochila escolar se valoraron de manera directa. Se registró el valor promedio de tres mediciones. Más tarde, se estimó el índice de masa anatómico (IMC, en kilos por metro cuadrado).

El género de mochila, el procedimiento y el instante de portación, los elementos incluidos, y la percepción subjetiva de la carga de la mochila se consiguieron usando un cuestionario.

El cuestionario consistió en once preguntas de final abierto y cerrado. Las percepciones de los participantes sobre la carga se valoraron contestando las próximas preguntas:

“A lo largo de las últimas cuatro semanas, ¿sentiste que llevar tu mochila te hacía sentir agotado?”

“¿A lo largo de las últimas cuatro semanas, mientras que llevabas tu mochila a la escuela, sentiste que estaba pesada?” (jamás, en ocasiones, de manera frecuente o bien siempre y en todo momento).

Procedimientos
Los datos fueron recogidos en un día propio de escuela, de forma que se registró el peso real de la mochila. Un día escolar habitual empezó a las 8:15 AM y acabó a las 1:30 PM, excepto los pupilos de primer grado, cuya jornada escolar acabó a las 12:20 PM. Todos y cada uno de los estudiantes y las escuelas no se midieron en exactamente la misma ocasión.

En base al plan de estudios de la escuela y tras la discusión con los directivos, todos y cada uno de los estudiantes de un mismo grado se valoraron en exactamente el mismo día de la semana para asegurar que la carga diaria fuera exactamente la misma para todos y cada uno de los estudiantes de exactamente la misma clase.

Ni los estudiantes ni sus progenitores eran siendo conscientes de la data en que se haría la medición del peso de las mochilas para asegurar que los puntajes de los pesos de exactamente las mismas representasen las cargas habituales al día.

Las mediciones de peso fueron tomadas exactamente el mismo día y por exactamente el mismo estudioso. Los cuestionarios se distribuyeron y se completaron en exactamente el mismo día. Se aseguró la confidencialidad a lo largo de la sesión experimental.

Fiabilidad
En una investigación conduzco, se redistribuyó el cuestionario entre noventa sujetos escogidos al azar en un día diferente. La fiabilidad se determinó usando el factor de relación intraclase. Los factores de relación intraclase cambiaron de 0,79 a 0,99, señalando una confiabilidad admisible.

Análisis de datos
El peso absoluto (en kilos) y relativo ( por ciento del computador) de la mochila escolar, el género de mochila, el procedimiento de transporte, y la percepciones de los estudiantes de la carga de la mochila se examinaron de manera adicional.

Se usó un análisis de varianza de dos vías para examinar los efectos de la edad y del sexo en el peso absoluto y relativo de la mochila. Los efectos de la edad y el sexo sobre el tipo y el procedimiento de transporte de la mochila y las percepciones de los estudiantes se examinaron usando pruebas de x2.

Si bien no hay un límite “seguro” de peso generalmente admitido, abundantes estudios han considerado que las mochilas con un peso mayor al diez por ciento del ordenador pueden acrecentar el peligro de dolor musculo-esquelético y de inconvenientes relacionados. Esto semeja estar avalado por estudios biomecánicos en pequeños que probaron cambios en la postura y en el ángulo cráneo-vertebral, incremento de la frecuencia respiratoria, minoración en la longitud del paso, y incremento de la frecuencia del paso cuando se transportan mochilas que pesan > diez por ciento del computador.

Conforme con la práctica precedente, se dividió la muestra en los estudiantes que llevaban mochilas con un peso > al diez por ciento del computador (mochilas pesadas) y en aquellos que llevaban mochilas con un peso < al diez por ciento del computador.

Las relaciones significativas de las mochilas pesadas se determinaron usando una regresión logística multinomial. Además de esto, se aplicó un modelo de regresión logística para examinar las asociaciones entre las percepciones de mochila pesada y la edad, el sexo, el IMC, el peso de la mochila, el instante de transporte de la mochila, el peso relativo de la mochila, el género de mochila, y los métodos para transportarla. Se empleó un modelo de regresión separado para examinar las relaciones significativas de la percepción de fatiga a lo largo del transporte de la mochila. El nivel de significación se fijó en un valor de p < 0 0,05.

Resultados

Medidas de peso de las mochilas
El peso absoluto medio de la mochila transportado por el total de la muestra fue de cinco con treinta ± uno con veinticinco kg (intervalo de confianza del noventa y cinco por ciento = cinco con veinte – cinco con treinta y nueve kg). El valor relativo pertinente fue de doce con setenta y uno por ciento ± cuatro con uno por ciento (IC noventa y cinco por ciento = doce con cuarenta y uno por ciento -trece con uno por ciento del ordenador). El análisis de varianza señaló efectos de interacción de dos vías no significativos sobre el peso absoluto y relativo de la mochila (p > 0,05).

Hubo una relación F significativa para la edad (F2,696 = ciento quince con treinta y dos, p < 0,0001) en el peso absoluto de la mochila. Las pruebas de Scheffe artículo hoc señalaron que el conjunto 1 (pequeños más pequeños) probó un peso absoluto de la mochila significativamente menor en comparación con los conjuntos dos y tres. Además de esto, el conjunto dos mostró un peso de la mochila significativamente menor en comparación con el conjunto tres.

Respecto al peso relativo de la mochila ( por ciento del computador), hubo una relación F significativa para el sexo (F1,696 = cuatro con seiscientos cincuenta y cinco, p < 0,05) y la edad (F2,696 = noventa y nueve con seiscientos treinta y cinco, p < 0,0001). Las pequeñas transportaron mochilas más pesadas que los pequeños. Las pruebas de Scheffe artículo hoc señalaron que el peso relativo de la mochila fue significativamente mayor en el conjunto más joven en comparación con los otros conjuntos de edad.

Género de mochila escolar
El género de mochila más generalmente reportado fue la mochila con dos correas (ochenta y ocho con ocho por ciento ), con la mayor parte de los estudiantes (ochenta y nueve con tres por ciento ) llevándola en los dos hombros. Se encontraron efectos significativos del sexo (x2 = 12,235; p ≤ 0,05) y la edad (x2 = 46,270; p < 0,0001) sobre el género de mochila. Más pequeños llevaron mochilas con dos correas en comparación con las pequeñas. Para los conjuntos 1 y dos, un mayor porcentaje de pequeñas llevó mochilas con ruedas en comparación con los varones. Para el conjunto tres, un mayor porcentaje de pequeñas empleó una cartera o bien bolso de un solo hombro en comparación con los varones.

En lo que se refiere a las comparaciones entre los conjuntos de edad, un mayor porcentaje de pequeños de los conjuntos 1 y dos usó mochilas con correas y mochilas con ruedas en comparación con los del conjunto tres (p < 0,05). Además de esto, más sujetos de los conjuntos dos y tres emplearon mochilas de una correa y bolsos deportivos en comparación con los del conjunto 1. Además de esto, un porcentaje significativamente mayor de estudiantes del conjunto tres empleó carteras o bien bolsos de un solo hombro en comparación con los conjuntos de pupilos más jóvenes.

Procedimiento de transporte de la mochila
Los resultados no señalaron efectos de sexo estadísticamente significativos (p ≤ 0,05), y en consecuencia los datos se combinaron entre los sexos.

La mayor parte de los estudiantes llevaba su bolso en los dos hombros (p ≤ 0,05). Además de esto, hubo un efecto de edad significativo (x2 = 39,481; p < 0,0001) debido a que un menor porcentaje de sujetos del conjunto tres llevaba su mochila en los dos hombros en comparación con los conjuntos más jóvenes. Por contra, más sujetos del conjunto tres llevaban sus mochilas en un hombro o bien de lado en comparación con los de los conjuntos 1 y dos (p < 0,001).

Modo de llevar la mochila
La mayor parte de los participantes (n = quinientos treinta y cuatro, setenta y seis por ciento ) viajaron desde y cara la escuela a pie. El tiempo medio de transporte fue de ocho,7 ± cinco,41 minutos. Un cuarenta y tres con siete por ciento de los estudiantes reportaron que su mochila era siempre y en todo momento o bien habitualmente pesada. Respecto a esta medición, se generó un esencial efecto del sexo debido a que más pequeñas que pequeños se quejaron del peso de sus mochilas (x2 = veintiuno con setecientos cincuenta y nueve, p < 0,0001).

Percepciones de la mochila
Un veintiocho con dos por ciento de los estudiantes reportaron que se sentían siempre y en todo momento o bien habitualmente agotados a raíz del transporte de la mochila. Se encontró un efecto de sexo significativo debido a que más pequeñas sintieron fatiga en comparación con los pequeños (x2 = doce,932, p < 0,05).

Regresión
Tras el ajuste multivariable, la edad, el sexo y el IMC se identificaron como las peculiaridades más esenciales asociadas con el empleo de una mochila pesada. Particularmente, en comparación con los estudiantes de entre doce y catorce años de edad, los de seis a ocho años y los de nueve a once años de edad tuvieron una probabilidad cinco veces y cuatro veces mayor de usar una mochila pesada, respectivamente.

En comparación con las mujeres, los varones tuvieron una probabilidad cincuenta por ciento menor de llevar cargas pesadas. Además de esto, los estudiantes con un IMC > veinticinco tuvieron una probabilidad once veces mayor de llevar mochilas con un peso superior al diez por ciento límite del computador. No se halló asociación entre las mochilas pesadas y el tipo o bien procedimiento de transporte de exactamente las mismas.

Los resultados de los modelos de regresión multinomiales mostraron que la edad y el sexo fueron las variables asociadas más significativamente con la percepción del empleo de mochilas pesadas y fatiga al transportar las mochilas (p < 0,05).

Concretamente, los pequeños de seis a ocho años y de nueve a once años fueron dos y uno con tres veces más propensos a probar fatiga al transportar su mochila en comparación con los estudiantes de doce a catorce años de edad. Entre los conjuntos de edad se encontraron diferencias afines, mas tenuemente más pequeñas, en las percepciones del empleo de mochilas pesadas.

En comparación con las pequeñas, los varones tuvieron una probabilidad cincuenta por ciento menor de sentir fatiga a lo largo del transporte de la mochila o bien de sentir que sus mochilas eran pesadas (p ≤ 0,05). Por último, hubo una relación significativa (p ≤ 0,05) entre la duración del transporte de la mochila y la sensación de fatiga y de pesadez de la mochila de los estudiantes.

Discusión

Los resultados de este estudio señalaron que (1) la edad y el sexo tuvieron un efecto significativo sobre el peso de las mochila en base al procedimiento de transporte de la mochila y las percepciones sobre el peso de exactamente la misma y (dos) el empleo de mochilas pesadas cambia conforme los países, en dependencia del sistema escolar, la localización geográfica, y la cultura nacional.

Efectos de la edad sobre el empleo de la mochila
Los resultados de este estudio señalaron que el peso relativo de la mochila fue significativamente mayor en el conjunto de edad más joven. El modelo de regresión mostró que los estudiantes más jóvenes fueron prácticamente cinco veces más propensos a llevar mochilas pesadas que los pequeños mayores.

2 factores pueden ser responsables de esta constatación: primeramente, los estudiantes más jóvenes tienden a llevar sus libros a la escuela (en vez de los elementos esenciales), y segundo, el peso de los libros determinado por el currículo nacional puede no ser apropiado para los primeros grados de la escuela primaria.

Este es un descubrimiento interesante pues la mayor parte de los estudios anteriores han considerado que el inconveniente de las mochilas pesadas se relaciona con los adolescentes. Si las mochilas pesadas representan un inconveniente que empieza desde la edad escolar temprana, entonces semeja que exactamente las mismas podrían actuar de forma acumulativa a lo largo de toda la niñez y la maduración esquelética. Se debe mentar, no obstante, que Forjuoh y col., en una investigación afín, encontraron resultados opuestos a los presentes.

Esto sugiere que los resultados del presente estudio pueden ser válidos solo para los estudiantes helenos. Pese a esto, el presente descubrimiento sugiere que va a deber efectuarse un esmero auxiliar de manera que los estudiantes más jóvenes y sus progenitores estén mejor informados sobre las distintas formas de reducción del peso de la mochila.

Las mochilas están diseñadas para ser empleadas sobre los dos hombros para repartir el peso de forma uniforme sobre la columna vertebral y los hombros. De exactamente la misma forma, los profesionales de la salud han desanimado a los estudiantes de llevar mochilas en un hombro por el hecho de que eso crea una alta torsión en torno a la columna vertebral, y asimismo puede conducir a mayores cargas musculoesqueléticas locales.

Los resultados de los autores señalan que la mayor parte de los estudiantes usa una técnica segura para llevar sus mochilas, y el procedimiento de transporte de la mochila no mostró una relación significativa con la percepción de fatiga. Merece la pena aclarar, no obstante, que el porcentaje de estudiantes que llevaban sus mochilas en los dos hombros fue menor en el conjunto de estudiantes mayores en comparación con los conjuntos más jóvenes.

Semeja que una mayor proporción de los estudiantes mayores llevaba sus mochilas en un hombro o bien al lado del cuerpo en comparación con los conjuntos 1 y dos. Esto señala que los estudiantes de mayor edad tienden a usar técnicas que requieren más energía y que pueden imponer una mayor carga musculo-esquelética en comparación con los estudiantes más jóvenes. La necesidad de una educación más intensiva en lo que se refiere al procedimiento de transporte para este conjunto de edad puede acudir en la reducción de este inconveniente.

Este estudio mostró que un número notable de estudiantes se quejó del peso de sus mochilas, lo que coincide con descubrimientos anteriores. Además de esto, el análisis de regresión mostró que la edad se asoció significativamente con la percepción de fatiga. Para el conocimiento de los autores, este es el primer estudio que muestra que los pequeños menores de ocho años de edad son un par de veces más propensos a probar fatiga en comparación con los pequeños mayores.

Este descubrimiento puede estar relacionado con la observación de que los estudiantes más jóvenes llevaban mochilas parcialmente más pesadas que los estudiantes de mayor edad. Esto podría sugerir que los síntomas de malestar o bien dolor debido a las mochilas que se observan en adolescentes pueden ser el resultado de un proceso de larga evolución y no un fenómeno agudo. Investigación auxiliar podría examinar esta sugerencia utilizando diseños experimentales longitudinales.

Efectos del sexo sobre el empleo de mochilas
El peso relativo de la mochila fue mayor en las pequeñas en comparación con los varones. Esta diferencia fue pequeña (< 1 por ciento del ordenador), y su relevancia clínica es controvertible. Pese a ello, el análisis de regresión mostró que los pequeños tuvieron una probabilidad cincuenta por ciento menor de llevar mochilas pesadas en comparación con las pequeñas. Si los resultados precedentes se combinan, daría la sensación de que el empleo de las mochilas escolares puede diferir entre las pequeñas y los pequeños.

No obstante, se debe mentar que estos resultados no coinciden con los de ciertos estudios anteriores. Esta discrepancia señala que las diferencias de sexo pueden depender del país y del sistema educativo que se examina. Son precisos más estudios para identificar los factores potenciales que pueden ocasionar diferentes contestaciones de género para exactamente la misma carga músculo-esquelética inducida por el peso de las mochilas escolares.

Estos resultados muestran que un porcentaje más bajo de pequeñas llevó mochilas en comparación con los varones. Además de esto, asimismo se observaron diferencias entre sexos en el tipo preferido de mochila por conjunto de edad.

Si las mochilas de 2 correas ocasionan menos molestias que otros géneros de bolsos, entonces semeja que las pequeñas son más propensas a probar dolor y malestar que los varones. No obstante, se debe mentar que las diferencias entre sexos observadas, si bien estadísticamente significativas, son pequeñas, y no pueden explicar absolutamente las diferencias potenciales en el dolor o bien malestar entre los pequeños y las pequeñas.

Más pequeñas sintieron “fatiga” y que su bolso era “pesado” en comparación con los varones. A consecuencia de ello, el análisis de regresión mostró que, en comparación con los pequeños, las pequeñas fueron cincuenta por ciento más propensas a sentir fatiga mientras que transportaban su mochila o bien a sentir que sus mochilas eran pesadas. Esto coincide con estudios precedentes, y podría ser atribuido a múltiples factores.

Primero: uno puede sugerir que esto es una consecuencia de las mochilas más pesadas transportadas por las pequeñas en comparación con los varones. No obstante, la diferencia, si bien estadísticamente significativa, fue pequeña (< 1 por ciento del ordenador).

En segundo lugar: posiblemente los pequeños puedan escoger llevar o bien atestar su mochila de una forma diferente en comparación con las pequeñas. No obstante, estos resultados mostraron pequeñas diferencias entre sexos en el procedimiento de transporte o bien género de mochila, y las dos variables no se relacionaron significativamente con la percepción de fatiga. Por ende, las preferencias de los estudiantes relacionadas con el transporte de la mochila semejan ser afines para pequeños y pequeñas.

La única diferencia entre sexos hallada fue que un número menor de pequeñas llevó mochilas en comparación con los varones. Si esto contribuye a menos síntomas de fatiga en los pequeños no está claro. No obstante, debido a que el procedimiento de transporte no mostró una asociación significativa con la percepción de fatiga, la posibilidad de que las diferencias de sexo en el empleo de las mochilas produzcan diferentes niveles de incomodidad no parece muy probable.

En tercer lugar: posiblemente alguna alteración entre los pequeños y las pequeñas pueda deberse a diferencias en la maduración esquelética. Estos resultados no dejan establecer conclusiones seguras respecto a este tema, puesto que la maduración esquelética no fue registrada.

En cuarto lugar: se ha sugerido que las pequeñas muestran todavía un nivel más bajo de capacitación física en comparación con los pequeños y, por tanto, son más sensibles a la fatiga en comparación con exactamente los mismos. Si este es el caso, entonces son precisas intervenciones concretas para prosperar los niveles de destreza física de las pequeñas.

Se requieren estudios auxiliares para confirmar esta sugerencia registrando los efectos del sexo en el peso de las mochilas escolares en combinación con el nivel de actividad física de los estudiantes.

Finalmente, se debe mentar que puede haber un sinnúmero de otros factores que afectan la percepción de fatiga.

Estos factores podrían estar relacionados con la escuela (por servirnos de un ejemplo, cantidad de labor para el hogar asignada, inconvenientes interpersonales con los compañeros, ansiedad por evaluaciones), con cuestiones no escolares (por servirnos de un ejemplo, agobio familiar), o bien con la salud (por poner un ejemplo, presencia de enfermedad grave o bien crónica).

Investigaciones futuras podrían examinar el papel de cada uno de ellos de estos factores en las diferencias de sexo sobre la percepción de fatiga en los pequeños.

Comparación internacional de los efectos del empleo de las mochilas
En numerosos países, las reglas ergonómicas determinan el peso de elevación máxima en el trabajo para los adultos. Para los pequeños y adolescentes jóvenes, no hay una regla afín. Para el conocimiento de los autores, no existen indicaciones concretas para el peso máximo de las mochilas escolares en las escuelas griegas.

La experiencia de los autores señala que los estudiantes de primaria tienden a llevar sus libros a la escuela todos y cada uno de los días. Además de esto, el peso de las mochilas y las peculiaridades de su transporte diario son en una gran parte dependientes del plan de estudios de la escuela, de la cultura del país de progenitores y estudiantes y del área examinada.

Por consiguiente, las observaciones hechas por los estudiantes de E.U., Italia, y N. Zelanda, pueden no aplicarse en Grecia.

Las peculiaridades antropométricas de la presente muestra son afines a las reportadas para los pequeños helenos. Por servirnos de un ejemplo, Mamalakis y col. reportaron valores de IMC dieciseis con cuatro, diecisiete con cuatro, y veinte con tres para los pequeños de seis, nueve, y doce años de edad, respectivamente.

En este estudio, el IMC fue de diecisiete con nueve, diecisiete con ocho, y veintiuno con seis para los pequeños de siete, diez, y trece años de edad, respectivamente. Karayiannis y col. reportaron que los varones helenos de trece,5 años de edad pesaban cincuenta y siete con dos kg, medían ciento sesenta y seis cm de altura, y tenían un IMC de veinte con siete.

Estos valores son muy afines a los de los pequeños del conjunto de mayor edad examinados en este estudio. Lo precedente sugiere que las peculiaridades antropométricas de los pequeños de este estudio son representativas de los pequeños de Grecia.

En comparación con otros países, los pequeños examinados en este estudio fueron algo más pesados que los australianos y afines a los italianos. Sus peculiaridades antropométricas asimismo fueron afines a ciertas escuelas de EE.UU., anque eran más ligeros que otros pequeños de EE.UU. Además de esto, los valores del IMC fueron tenuemente inferiores en comparación con los reportados por Grimmer y col. para los estudiantes australianos.

Muchas investigaciones notificaron de que las cargas son más pesadas que los límites recomendados. En las comparaciones de estos resultados con estudios anteriores se debe tomar en consideración que la mayor parte de los estudios precedentes valoraron pequeños prepúberes o bien púberes (edad mayor de once años).

El valor promedio del peso de la mochila en este estudio (doce con cuatro por ciento del ordenador) es sutilmente superior en comparación con el (diez,6 por ciento del computador) reportado por Korovessis y col. para estudiantes adolescentes helenos. Las diferencias en el rango de edad y la metodología de las pruebas pueden explicar semejantes observaciones.

La comparación de estos resultados con los reportados para otros países sugiere que los estudiantes helenos tuvieron valores de peso de las mochilas considerablemente más bajos en comparación con los estudiantes italianos y ciertas escuelas de los U.S.A..

Al contrario, los valores actuales del peso de las mochilas son más altos que los observados para los estudiantes de África del Norte y del R. Unido. No obstante, los resultados de los autores coinciden con los de estudios anteriores, y sugieren que las mochilas pesadas semejan ser un inconveniente en el mundo entero por el hecho de que muchos estudiantes llevan bolsos con un peso mayor al máximo del diez por ciento del computador recomendado.

Las peculiaridades del peso de la mochila y las percepciones de los estudiantes pueden verse perjudicadas por el sistema educativo en el que se hallan y el nivel social y económico de la comunidad. Un número de factores pueden caracterizar a cada sistema, todos los que han de ser considerados al interpretar los resultados de una investigación como el presente.

Particularmente, la política educativa en Grecia es dirigida centralmente por el Ministerio de Educación y es exactamente la misma para todas y cada una de las escuelas, así sean privadas o bien públicas. En este estudio, únicamente se valoraron las escuelas públicas, en tanto que representan a la mayor parte de las escuelas de Grecia.

Por otro lado, el departamento de educación da a los estudiantes los libros de todas y cada una de las asignaturas libres de gastos, con lo que cualquier efecto resultante de una pobre situación financiera en el peso de la mochila no es muy probable.

En base al plan de estudios nacional heleno, los estudiantes raras veces cambian de salón de clases a lo largo del día escolar. En la mayor parte de los casos, desde la llegada a la escuela, las mochilas se sostienen en el salón de clases hasta el final del día. Se ha sugerido que las mochilas deben sostenerse en los guardarropas de los estudiantes, al paso que en ciertos países las mochilas no están toleradas en la escuela por cuestiones de seguridad. Ninguna de estas situaciones se aplica a las escuelas griegas.

Los resultados de los autores sugieren meridianamente que es preciso el empleo de casilleros en las escuelas griegas. No obstante, esta medida se debe aplicar solo tras una cautelosa consideración del plan de estudios y de las necesidades y preferencias de los pupilos. Por poner un ejemplo, deberían proveerse guías para los estudiantes más jóvenes y sus progenitores para lograr de este modo una reducción del peso de las mochilas. Por otro lado, los estudiantes mayores habrían de estar motivados para dejar ciertos libros en sus guardarropas personales para su porvenir empleo y alentados para eludir llevar objetos superfluos diariamente.

Direcciones para futuras investigaciones
Hay otros factores auxiliares que podrían influir en el efecto del empleo de mochilas que no se han tenido en cuenta en este estudio. Por servirnos de un ejemplo, la fuerza del hemicuerpo superior y el nivel de actividad física pueden influir en la capacidad del pequeño para supervisar su postura al pasear. Esto asimismo puede estar relacionado con la altura del cuerpo y la longitud de la mochila. Por poner un ejemplo, aun en el caso de dos estudiantes que llevan exactamente la misma mochila, esta puede cubrir toda la espalda del pequeño menor y en consecuencia ocasionar mayor malestar en comparación con el pequeño más alto.

La velocidad al pasear asimismo puede afectar a la postura del pequeño a lo largo del recorrido a la escuela, y no está claro si los efectos negativos de las mochilas pesadas aparecen a lo largo de la travesía en oposición a movimientos bruscos, como correr súbitamente o bien subir escaleras. Se precisan investigaciones futuras para examinar el papel de cada uno de ellos de los factores precedentes y sus efectos combinados sobre el malestar musculo-esquelético en pequeños.

El seguimiento de los perfiles de actividad diaria de los pequeños mientras que andan a la escuela puede administrar información auxiliar sobre los efectos de las mochilas en el dolor y el malestar de los pequeños.

Restricciones
Los resultados de este estudio se fundamentan en un diseño de corte trasversal. Está claro que se precisa más información sobre los efectos de la edad y el sexo con una base longitudinal. Además de esto, una restricción de este estudio fue que el peso de las mochilas se registró solo a lo largo de 1 día. Por tanto, los datos registrados no pueden dar cuenta de la alteración del peso de las mochilas a lo largo de una semana. Además de esto, el veintiocho por ciento de la muestra inicial no admitió participar en este estudio.

La experiencia de los autores de este proyecto sugiere que la participación de sujetos en estudios de detección es una labor bastante difícil, e inclusive si el tamaño de las muestras fuera más grande, la proporción de estudiantes que se negaría a participar sería muy afín a la presentada. El lector ha de ser siendo consciente de estas restricciones al interpretar estos resultados.

Conclusión

El peso relativo de las mochilas es mayor en menores (seis-ocho años) escolares en comparación con los de edad más avanzada; de forma afín, las pequeñas llevan (parcialmente) mochilas más pesadas en comparación con los varones. Más o menos el cuarenta por ciento de los estudiantes, en especial las pequeñas, reportan percepciones usuales de fatiga y de mochilas pesadas.

El futuro examen de los efectos del peso de las mochilas en los pequeños debe tener en consideración que los pequeños más pequeños y las pequeñas pueden verse más perjudicados por las mochilas pesadas que los pequeños mayores y los varones. La comparación de estos resultados con observaciones hechas en otros países sugiere que el empleo de mochilas pesadas tiene ciertas peculiaridades comunes entre los países. No obstante, asimismo existen algunas diferencias potenciales producidas desde el sistema escolar, la localización geográfica, y la cultura de cada país. Esto sugiere que el inconveniente de las mochilas pesadas ha de ser examinado tanto internacionalmente como nacional.

Comentario: El empleo de mochilas escolares con un peso excesivo puede traer consecuencias en la salud física del pequeño. Esta situación se ve favorecida por la menor edad y el sexo del pequeño, mas asimismo por las demandas del plan de estudios y las pautas culturales de cada país particularmente.

Se requieren estudios auxiliares que valoren la repercusión del peso de las mochilas en el desarrollo de los pequeños y sus factores modificables a fin de crear políticas educativas que aconsejen a estudiantes y progenitores sobre el nivel de carga seguro de las mochilas eludiendo de este modo la repercución en la salud.